Blogia
REVISTA CÓDIGO 3

ARTICULO PUBLICADO POR EL SEMANARIO EL BOCÓN

ARTICULO PUBLICADO POR EL SEMANARIO EL BOCÓN

DIRECTOR  JORGE BONICA - CON EL MAZO Y LA PORRA 731
¿EL PARTIDO ROSADO?
Hay una nueva tendencia de algunos Blancos y Colorados, de crear una coalición similar a la que conformaron decenas de grupos de izquierda, el Frente Amplio, que luego mejoraron llamando Encuentro Progresista, para llegar a vencer a los partidos tradicionales Colorados y Blancos.
Esto ha sonado muy fuerte y han salido algunas opiniones al acontecer público en contra y a favor de esa posibilidad.
Jorge Larrañaga ha dicho claramente:
"No estoy de acuerdo en salir a menos de tres meses de las elecciones municipales, a buscar fórmulas electorales para pretender vencer al oficialismo.
El día que perdamos nuestra identidad nacionalista perderemos la justificación de porqué nacimos a la vida política".
Mientras tanto, el Secretario General del Partido Colorado, el Dr. Pedro Bordaberry, y sin duda conductor de este partido, con su ya característica forma soberbia de expresarse, dijo:
"¿Por qué motivo debemos los colorados ser los que no presentemos candidatos? ¿Por qué no deben ser los blancos quienes se abstengan de hacerlo?"
Sin duda que Bordaberry piensa mucho más en hacer política partidaria, que en la propuesta real.
Ya Oscar Magurno había lanzado la iniciativa en forma sorpresiva, y luego Carmelo Vidalín, ex intendente de Durazno y actual Diputado electo, se tiró al agua proponiendo esa coalición.
Hay números estadísticos muy claros, que expresan que el crecimiento de la coalición de izquierda ha sido meteórico, y ha conquistado elección tras elección, nuevos triunfos Nacionales y departamentales, sin miras de detención en sus logros electorales.
Si no se conforma una coalición de centro derecha, nadie puede pensar que los logros electorales del Encuentro Progresista se detendrán.
Debemos decir con seguridad, que luego de este período de gobierno (el primero) que está finalizando, hay un grupo de compatriotas que votaron la izquierda, que no lo hicieron nuevamente, posiblemente decepcionados por los resultados ofrecidos, y los antes prometidos.
Fue necesario una segunda vuelta para el triunfo de José Mujica, pero se han mantenido las mayorías parlamentarias, aunque es bueno reconocer que se detuvo en parte el crecimiento que parecía imposible de detener de las fuerzas llamadas progresistas.
Pero si algo está pasando en materia de cálculos electorales reales, ya que el actual mapa político, beneficia a la izquierda, y el sistema hace que los Blancos y Colorados, se terminen sacando votos entre ellos, en directo beneficio del Frente Amplio.
Es también bueno analizar, que hay mucho más tradición y enfrentamientos entre Blancos y Colorados, que lo que puede ser el Partido Comunista y Asamblea Uruguay por ejemplo.
Se ve como muy difícil superar tantos años de enfrentamientos y luchas armadas, a las cuales se les ha mantenido en el tiempo como una especie de chapa de cada partido.
Los que quieren esa nueva coalición, saben que el principal escollo es justamente lo que argumenta Larrañaga al hablar de “propia identidad”; y ver si en la práctica ambos partidos tradicionales juntos en una propuesta política electoral, pueden seguir levantando las banderas de Aparicio, las cuchillas, y Masoller…
Resulta que luego de criticar, agraviar y difamar permanentemente esa coalición de izquierda pro parte de los dirigentes tradicionales, ahora, luego de cuarenta años de críticas destructivas utilizadas con fines de desprestigio; quieren hacer algo similar.
Si bien es una contradicción clara lo que estamos recordando y analizando; no deja de ser una especie de manotón de ahogado para intentar no alejarse demasiado del poder de gobernar.
Han robado tanto los Blancos y Colorados en el gobierno durante casi doscientos años, que es hasta comprensible que no quieran mirarla de afuera, como lo han hecho los últimos veinte años en Montevideo en el gobierno departamental capitalino, y en los últimos diez años, como completarán luego de este gobierno presidido por Mujica.
Han despilfarrado tatos millones y millones de dólares a lo largo de 170 años que ahora extrañan no manejar todo el poder como lo hicieron, beneficiándose unos pocos, enriqueciéndose un puñado de familias privilegiadas; y se han dado cuenta que finalmente están derrotados, sin posibilidades ciertas de acceder a gobernar el país, a no ser que sea desde un lugar que nunca soñaron podrían estar, como lo es la oposición.
La demostración actual de desesperación por acceder a un puñado de cargos públicos, como lo es los directorios de los Entes por ejemplo, en donde han tenido ricas experiencias personales (Gallinal, Viera, Amaro, Stern, etc) y sueñan con poder ostentar esa pequeña porción de poder que significa manejar rubros de publicidad del Estado, para “cumplir” con sus serviles medios de prensa, muchos que se han enriquecido a lo largo de los años con el dinero del pueblo uruguayo, especialmente, el más cadenciado y necesitado.
Debemos decir con claridad, que el Encuentro Progresista ha sido una clara demostración de hipocresía interna, en donde muchas veces, la mayoría, no se pueden ni ver, se demuestran odio, y se matan entre ellos entre las cuatro paredes de su organización, y luego salen abrazados a votar juntos
Eso lo podrían hacer perfectamente muchos Blancos y Colorados, que han hecho de la hipocresía un valuarte partidario.
Especialistas en clavarse entre ellos los cuchillos por la espalda, bien podrían conformar todos juntos un encuentro político, pero…ocurre que ven que las posibilidades de reparto, se acortarían grandemente, por lo que están viendo, que si se juntan, pueden acceder al poder nuevamente, pero se dan cuenta, que muchos seudos dirigentes, están condenados a tener que irse a sus casas y con solo la idea de trabajar y no currar, muchos están ya al borde de un infarto.
Ya el Foro Batllista y la Lista 15 se unieron buscando réditos electorales, entonces Amorín Batlle y Viera Duarte son Senadores con esa unión de esfuerzos, cuando jamás pensamos que Sanguinetti y Batlle pudieran llegar a semejante acto con las diferencias irreconciliables que han demostrado durante 60 años. Es que estos dos “irrespetuosos senadores”, debieron desafiar a esos dos legendarios pésimos administradores de los dineros públicos, para acceder ellos mismos a los soñados cargos en la cámara alta.
La desesperación es notoria, y los uruguayos ya hemos sido víctimas de una coalición de izquierda, conformada para llegar a gobernar; y ahora, todo hace parecer, que seremos víctimas de un nuevo intento de coalición de centro derecha que de llegar nuevamente a gobernar, será más de lo mismo, más de despilfarros administrativos, acomodos y otras yerbas ya conocidas.
Bastante negro el futuro ¿verdad?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres