Blogia
REVISTA CÓDIGO 3

PAGARON LA DEUDA EXTERNA Y AHORA LE DEBEMOS A VENEZUELA. AHORA ESTAMOS ENDEUDADOS, POR LA IZQUIERDA Y NO POR LA DERECHA. DONDE ESTA LA DIFERENCIA...?

PAGARON LA DEUDA EXTERNA Y AHORA LE DEBEMOS A VENEZUELA. AHORA ESTAMOS ENDEUDADOS, POR LA IZQUIERDA Y NO POR LA DERECHA. DONDE ESTA LA DIFERENCIA...?

NEGOCIOS TURBIOS EN ANCAP

El Gobierno ni siquiera sabe cuánto le debemos a Venezuela.

Recibido en mi correo  Y LA VERDAD, INADMISIBLE ESTA DEUDA Y LO QUE SE ESCONDE DETRÁS DE ELLA, Presidente DE Venezuela medio dueño del país.

 Aún cuando hasta el propio Presidente Mujica ha intentado justificarlos, los negocios de ANCAP con Venezuela siguen siendo turbios y de dudosa conveniencia para el país y en esa medida es peligroso que el actual Directorio se haya apresurado a renovar un contrato antes de que asuman los representantes de la oposición.

La muestra clara de que se ha actuado con irresponsabilidad es que no se sabe bien el monto de la deuda: mientras el presidente de ANCAP, señor Sendic, informó públicamente que lo que debe ANCAP es “del orden” de los U$S 550 millones, el Presidente Mujica le dijo al senador Larrañaga —quien le solicitó una entrevista para conocer detalles del asunto— que la deuda ascendía a U$S 650 millones. Hay una diferencia de 100 millones de dólares. O el titular de ANCAP oculta la información o el Presidente Mujica se ha equivocado, como ocurrió cuando dijo que un asesor recientemente contratado por ANTEL le hizo ahorrar a ese organismo U$S 400.000, lo que no es cierto.

Ambas instancias son deplorables, tanto sea que el señor Sendic maneja mal la información o que el Presidente Mujica sea inducido a cometer esos errores que son gravísimos. Cien millones de dólares es una enorme cifra, sobre todo en un país convocado por su propio Presidente a la austeridad y al control del gasto.

Además, dando por cierto que el crédito de Venezuela sea ventajoso —lo que no es así, como veremos más adelante— no se entiende la razón por la que el país se endeuda y no compra al contado, como se hizo siempre y con normalidad. Sendic argumenta que con esa plata no pagada, ANCAP hizo diversas obras e inversiones, entre otras las de ALUR en Bella Unión. Como contribuyentes que pagamos los combustibles más caros de la región, decimos que sería mucho mejor para todos nosotros que ANCAP tenga sus cuentas al día, que no se endeude irresponsablemente, que no se involucre en emprendimientos fantasiosos —así como se proyectó el delirio de la explotación de unos pozos de petróleo en Venezuela, se habla ahora de que ANCAP invertiría en AFE para la reestructura del ferrocarril, lo que es un verdadero disparate— y que se dedique a lo único que debería dedicarse y que es justamente lo que no hace: ofrecer combustibles menos costosos.

Decíamos que el crédito de Venezuela no es barato y es así, porque como ANCAP no transparenta sus cuentas, no se sabe cuánto de más gastamos en refinar el petróleo pesado que nos vende Venezuela, cuando deberíamos estar comprando petróleos más livianos.

Finalmente, cabe preguntar si estos negocios hechos a las apuradas y sin controles no estarían dando lugar a maniobras ilícitas. Todo lo que hace Venezuela huele a corrupción, como lo demuestra el increíble y ocultado asunto “de las valijas” y como lo confirma la actual investigación que lleva adelante el Parlamento argentino, que motivó nada menos que la renuncia del ex Canciller Tayanna, cansado de que hubiera una cancillería paralela que manejaba las coimas a las que son adictos los gobernantes venezolanos.

¿Por qué los corruptos directivos de la empresa petrolera venezolana, los que mandaron las valijas, harían una excepción con el pequeño Uruguay?

Es una pregunta que seguramente el Presidente Mujica se ha hecho más de una vez, sin contestársela hasta ahora, porque en este tema como en otros tiene buenas intenciones pero puede estar, como pasó ya con ANTEL, rematadamente mal asesorado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres